Etiquetas

, , , ,


Ser uno más del montón que sobrevive y aguanta en el mundo corporativo pareciera ser un “must” para progresar profesionalmente hablando. Eso de venir de una gran empresa multinacional, si bien no siempre te hace ganar el sueldazo, al menos te abre muchas puertas para lograr una entrevista de trabajo… Pero algo lamentable y que aún deja mucho que desear en estos tiempos modernos son las entrevistas directas que hacen las empresas, es decir, su propio departamento de Recursos Humanos. Lo cuento y así nos aclaramos.

Experiencia catastrófica en una de las empresas catalogadas como Best Place to Work en más de dos ocasiones donde podrá ser una pasada para trabajar, pero es realmente un suicidio psicológico, emocional y aún peor, lento cuando haces el intento de que te fichen. Entiendo toda la berborrea de que hacen un proceso exhaustivo para conseguir al perfil perfecto y exacto para una posición, pero la falta de consideración, tacto y valoración que hacen de los candidatos post – evaluados es realmente deprimente.

Después de hacer una evaluación de caso de éxito, entrevista #1, una semana sin noticias,  test psicológico, test de habilidades, otra semana sin noticias,  entrevista #2 con el Manager que podría ser tu Manager, otra semana sin noticias y, finalmente entrevista #3 con el Mega Manager que podría ser tu mentor de la vida…Tan tannnnn!!! Te envían un mail genérico, de esos de plantillas mega feas donde te cuentan la historia del gallo pelón y te dan una patada en el C.

¿En verdad creen, generosos trabajadores de los departamentos de Recursos Humanos que hacer pasar a un candidato por un proceso de selección de más de un mes, por presiones emocionales y dolores de cabeza, simplemente se merece un mail GENÉRICO donde lo mandan a la mier**?

Con tanta tecnología, innovación y personalización que existe hoy en día, parece que siempre hay una parte del proceso en donde, como a ellos ya no le interesas, todo se pierde de plano. Y es que con una linda respuesta como esa, solo queda seguir creyendo que las pequeñas empresas, cercanas, emprendedoras y REALES pueden ofrecerte un espacio mejor para dedicarte a lo que harás más de 8 horas al día (especialmente en el mundo del marketing).

Luego de escuchar tantos casos como este y de haber pasado por esas mismas experiencias, no estoy muy segura de que sea precisamente el hecho de haber tenido una experiencia laboral en un lugar “establecido y consolidado” lo que te ayuda a crecer en el área corporativa; pareciera que depende más de cuantos palos eres capaz de soportar.

Entonces qué: ¿Tiene más posibilidades de conseguir un trabajo más digno aquel que ha sido pisoteado más veces?